La sonrisa actúa como una excelente carta de presentación.

Imagínese este escenario: una persona presenta un ligero problema de dientes desalineados y debe asistir a los pocos días a una reunión laboral importantísima, donde la buena apariencia, está claro, siempre es bien vista.

Te podemos ofrecer varias soluciones a este tipo de problemas dentales, rápidas, sin dolor, sin anestesia y con unos resultados espectaculares, solicita información sin compromiso, conseguirás la mejor de tus sonrisas.

Consúltanos, 1ª visita gratuita 

 

 

Anuncios

Alimentos protectores contra la caries.

Algunos alimentos ayudan a protegerse contra las caries. Por ejemplo, los quesos curados aumentan el flujo de saliva. El queso también contiene calcio, fosfatos y caseína, una proteína láctea que protege contra la desmineralización. Acabar una comida con un trozo de queso ayuda a contrarrestar la acción de los ácidos producidos por los alimentos ricos en carbohidratos consumidos en la misma comida. La leche también contiene calcio, fosfato y caseína, y el azúcar de la leche, la lactosa, es menos cariogénico (causante de caries) que otros azúcares.

Los siguientes consejos son también importantes:

Iniciar pronto el cuidado de los dientes, cepillar los dientes de los niños con una pasta de dientes con flúor en cuanto aparezcan. No permitir que los niños se duerman mientras beben de un biberón de leche, leche de fórmula, zumo o bebidas azucaradas, porque pueden producir la “caries del biberón”.

Cepillarse los dientes dos veces al día con pasta de dientes fluorada. Y si fuera posible, limpiar entre los dientes con hilo dental una vez al día. No comer después de limpiarse los dientes al acostarse, pues el flujo de saliva disminuye mientras dormimos.

Visitar al dentista cada 6 meses para hacer una revisión. Y pedir consejo al dentista antes de usar productos estéticos (por ejemplo blanqueadores de dientes) que puedan deteriorar los dientes.

No comer ni beber continuamente. Dejar pasar tiempo entre comidas para que la saliva neutralice los ácidos y repare los dientes.

¡Cuida tu sonrisa!

¿Sabías que los dentistas también tienen su propio santo?

Se trata de Santa Apolonia. La de Santa Apolonia es una historia intensa. Fue una mujer cristiana de Alejandría en el siglo III. El entonces emperador Decio se dedicó a perseguir cristianos, entre ellos Apolonia, a quien torturaron rompiéndole los dientes con piedras y puntas de hierro caliente.

A pesar de ello, Apolonia permaneció firme en su religión hasta que murió calcinada. Dicen que mientras se consumía en el fuego gritó que los que padecieran de dolor de muelas e invocaran su nombre se librarían del sufrimiento.

Ahora, y para consuelos tanto de profesionales como de pacientes, Santa Apolonia es patrona de los dentistas y abogada de quienes padecen dolor de dientes. ¡Anota su nombre!

Pasión por la creación de sonrisas perfectas, un arte.

Existen distintas técnicas cosméticas que se pueden utilizar para renovar tu sonrisa, pero para realizar una bella remodelación el dentista necesita sentir pasión por la belleza y una personalidad a la que le gusta crear cosas bellas.

Gracias a la formación científica  y al conocimiento de las proporciones faciales que tenemos los ortodoncistas, y por supuesto a la cantidad de casos que he tratado hasta el  día de hoy , la odontología estética es para mí la necesidad de crear sonrisas sanas y hermosas.