El herpes labial durante los meses de calor.

face-274649__180

El herpes labial es una infección, contagiosa, causada por el virus del herpes simple tipo uno. Se caracteriza por la erupción de ampollas pequeñas y dolorosas, que aparecen generalmente en la piel de los labios.

El herpes labial suele aparecer cuando hay fiebre, estrés, fatiga, cambios hormonales, un exceso de sol, gripe… Cuando más bajas están nuestras defensas, mayor es el riesgo de que aparezca. Además una vez que se adquiere el virus, la posibilidad de que éste surja de nuevo es mucho mayor, ya que permanece “dormido” en nuestro organismo, dispuesto a reaparecer de nuevo en cuanto bajan las defensas.

Si solemos padecer herpes labiales el sol no es muy beneficioso porque reseca los labios y aumenta la oxidación de la piel, y precisamente, la piel de los labios es una de las más finas y delicadas del cuerpo.

Lo que podemos hacer para que no suframos tantos herpes labiales en verano son unos pocos y sencillos pasos:

-Mantener la hidratación de los labios a base de bálsamos labiales de cacao o vaselina.

-Proteger los labios de los rayos solares intentando que estas cremas de labios tengan factor de protección solar.

-Beber mucha agua, además de hidratar el cuerpo, hidratamos los labios que tienen una piel muy fina.

-Aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina C, que es antioxidante (nos protege de la oxidación que nos provoca el sol) y además cicatrizante. Por ejemplo podemos tomar zumos de cítricos (naranja, limón, pomelo…), brócoli (muy rico en vit. C) o cualquier verdura de hoja muy verde como col, espinacas,…

-Si ya tenemos el herpes intentar que cicatrice lo antes posible con bálsamos labiales ricos en zinc o aumentando los alimentos ricos en zinc, como apio, patatas, melocotones o cacahuetes.

Fuente : herpes.nom

Anuncios

El cuidado de la encía y caries.

 

Young couple in love

El cuidado periodontal puede ayudar a prevenir las caries. En pacientes sometidos a un programa de cuidado periodontal que incluye una correcta higiene oral y visitas programadas al dentista o periodoncista, se reduce de forma significativa la aparición de nuevas caries dentales. Ésto se debe a que el control de la placa bacteriana es también eficaz para prevenir la caries, y en caso de que aparezca, se detecta cuando el tamaño es pequeño y el tratamiento sencillo.

Sobrecarga mandibular y dolores de espalda.

back

La mandíbula se articula con el cráneo mediante la articulación temporomandibular. Es una articulación guía y no soporta ser sobrecargada. Además, se articula mediante el contacto entre las piezas dentarias, que sí es una articulación fuerte, pero para que este mecanismo funcione, es necesario que cada diente soporte la carga que le corresponde.

Para evitar que sea la articulación temporomandibular la que se sobrecargue todas las piezas dentarias deben estar en perfecto equilibrio. La fuerza muscular es muy potente al nivel de toda la musculatura masticatoria (maseteros, temporales, etc.).

Cuando el equilibrio se rompe por extracciones inoportunas (aunque todas las extracciones son inoportunas ya que suponen un fracaso de la prevención, aunque a veces sean necesarias –prevención secundaria-) o por malposiciones dentarias, se crea un síndrome de maloclusión que hace que unos músculos de la cara se contraigan más que otros, o que lo hagan de manera distinta, o bien que el paciente mastique más de un lado que de otro provocando una atrofia muscular por el lado que menos utiliza y una hipertrofia muscular compensatoria del otro lado.

Cuando la mandíbula entra en desequilibrio, según las cadenas musculares que se activen, el cráneo va a tomar también una posición espacial anómala, que actuará sobrecargando la columna cervical, y en un intento de adaptación, provocaría malposiciones a nivel dorsal, dando lugar al mencionado dolor de espalda.

Los primeros dientes del bebé y sus cuidados.

Hacia los seis meses de edad se inicia lo que se conoce como la primera dentición, los llamados “dientes de leche”. A partir de ese momento habrá de llevarse a cabo una rutina diaria de aseo bucal, que será realizada por la madre o la persona a cargo del bebé.

A menos que presenten alteraciones como sangrado, abultamientos o dientes prematuros, la primera visita al odontólogo deberá preverse para cuando haya completado su primera dentición, hacia los tres años de edad. Para entonces, ya se pueden observar ocho dientes incisivos, cuatro caninos y ocho molares, es decir 20 piezas (figura).

La limpieza bucal puede hacerse con una gasa estéril que el padre o la madre pueden introducir en la boca del niño y con la que frotan los dientes para retirar los residuos de comida que se han acumulado. Al mismo tiempo, el niño puede jugar con un cepillo de dientes, de manera que se acotumbre a verlo y a saber para qué se usa.

Poco a poco, bajo la guía de un adulto, el niño aprenderá a cepillarse. De hecho, hacia los dos años de edad, sabrá que antes de ir a dormir hay que cepillarse los dientes. Si bien querrá hacerlo por sí mismo, las personas mayores deben cerciorarse que el aseo sea efectuado adecuadamente. Y la mejor forma de hacerlo es mediante el juego: deje que el niño le cepille a usted los dientes, mientras usted cepilla los de él.

bebescr.com

Cuidado con las enfermedades bucodentales en verano.

 

50%

Durante el verano se debe mantener una higiene más intensa de los dientes y boca, ya que el aumento de temperatura contribuye a la existencia de enfermedades bucodentales, la proliferación de bacterias hace que se produzcan enfermedades como las aftas (boqueras), que afectan la mucosa bucal, las caries, la gingivitis, entre otras.

La boca es el órgano que inicia el proceso de la digestión, el buen cuidado y la ingesta de alimentos beneficiosos durante la temporada de verano ayudará a prevenir diversas enfermedades, el consumo de una dieta saludable, que incluya zumo de frutas, verduras, así como abundante agua, puesto que ello ayudará a prevenir patologías orales. Asimismo, reducir la ingesta de alimentos y bebidas azucaradas todo el día, pues aumenta los niveles de ácido que afecta a los dientes.

Después de ingerir alimentos entre comidas es necesario al menos enjuagar la boca varias veces. Del mismo modo, el cepillado antes de dormir es más importante, porque durante la noche los ácidos que destruyen los dientes se forman con mayor facilidad, ya que la secreción salival disminuye y el medio anaerobio (boca cerrada) brinda condiciones favorables a la proliferación de bacterias.

Se recomienda visitar al dentista, al menos una vez al año, porque esto permitirá detectar a tiempo cualquier problema y atenderlo, evitando complicaciones, dolor y gastos mayores.

¡Cuida tu sonrisa!

Fuente : salud.com

Cómo conseguir que los más pequeños cuiden sus dientes.

 

Enseñar a tus hijos acerca de la higiene dental puede sonar un poco complicado, pero una buena educación sobre cuándo y cómo cuidar sus dientes y encías, pueden garantizar un buen futuro en su etapa adulta.
La mayoría de los niños necesitan recibir las instrucciones básicas por parte de sus padres con el fin de desarrollar buenos hábitos de higiene dental, y la mayoría de los padres necesitan algunos consejos sobre lo que es agradable para sus hijos.

Crea una rutina

Nada funciona mejor con los niños que las rutinas.Si enseñas a tu niño a cepillarse los dientes en un momento determinado de la mañana y en cierto tiempo en la noche, es probable que continúe durante el resto de sus vidas. Al principio, la rutina se sentirá muy extraña, por lo que es importante hacerla algo entretenida.

Considera la posibilidad de cepillarte y usar de hilo dental con tu hijo al mismo tiempo. Puede ser un momento de unión importante para los niños y sus padres, y la mayoría de los niños va a disfrutar.

Que ellos elijan el cepillo y la pasta que más les guste

En estos días, la elección de los cepillos de dientes o pasta de dientes es interminable. Cuando decides educar a tu hijo sobre la higiene dental, haz un viaje a la tienda y permite que ellos escojan su cepillo de dientes y pasta dental. Esta pequeña ayuda hará que se sientan orgullosos y quieren llevar a cabo su tarea. Muchos niños están tan entusiasmados con un cepillo de dientes que venga con su personaje favorito de dibujos animados en la parte inferior que quieren correr a casa y utilizarlo de inmediato.

Comprobar su progreso

La mayoría de los niños necesitan una explicación sobre cómo cepillarse los dientes.Por sus manos pequeñas y el desarrollo de las habilidades motoras, puede ser difícil sostener un cepillo dental y usarlo correctamente.

Los padres deben pasar tiempo con sus hijos, enseñándoles cómo cepillarse los dientes, y la forma adecuada de llegar a lugares difíciles. Puede ser una buena idea comprar un enjuague bucal especial que ilumina la placa en los dientes con un color brillante de color púrpura o verde. De esta manera, el niño sabe exactamente dónde cepillarse.

Verás que divertido!!

Fuente : dientesperfectos.

Cuando usar carillas dentales para embellecer tu sonrisa.

1339407373715

Sabemos que una bella sonrisa blanca y radiante es sinónimo de buena salud bucal. La sonrisa es lo primero que mostramos y tener unos dientes amarillos, rotos, la verdad, no es nada estético y nos puede hacer sentir muy inseguros.

Hay dos tipos de carillas: las de porcelana y las composite.

Antes de colocar las carillas dentales, el dentista deberá hacer un buen diagnóstico para solucionar el problema bucal. Es muy importante que el especialista sea cualificado y sepa cuál es el tipo de carilla más conveniente que se ajuste a tu boca, es la clave para el éxito del tratamiento.

Pocas personas suelen tener una dentadura perfecta, por lo tanto, no dejemos pasar el tiempo. Cuando debemos recurrir al dentista, debemos explicar no solo lo evidente de nuestros dientes en cuanto a mal formaciones, alineación dental, color , sino que nuestro dentista es nuestro mejor guía para tener una dentadura perfecta y sana. No dejéis pasar el tiempo, se recomienda una revisión cada 6 meses para tener un buen control de tu salud bucodental.

Recuerda, una buena estética dental beneficia en la autoestima y en la salud bucal.

¡Es el momento de recuperar tu sonrisa!

Si quieres dar un aire nuevo a tu sonrisa te podemos ayudar,

Al 63,7% de los españoles le disgusta no tener un buen color de dientes.

 

Invisalign®

Desde el punto de vista estético, la mayoría de los españoles (un 75,7%) asegura tener un buen color de dientes. De todos los encuestados, al 63,7% le disgusta no tener un buen color. Estos datos demuestran la importancia que la estética dental tiene para los españoles, en el sentido de verse mejor y no tener miedo a sonreír.

Por sexo, son los hombres (76,7%) los que afirman disfrutar de un mejor color de dientes, dato ligeramente superior a las mujeres (75,3%). Por segundo año, las mujeres (65,3%) se sienten bastante más disgustadas que los hombres (59,7%) si no lucen un bonito color de dientes.

Fuente: webdelasalud.es

Te damos las claves para que puedas cuidar tus dientes y prevenir enfermedades dentales.

¿Estas seguro de que guardas bien tu cepillo de dientes? ¿Sabes exactamente cómo cuidarte de las enfermedades más comunes de la boca? Aquí te damos 10 consejos para cuidar tu salud bucal.

1. Siempre, es fundamental cepillarse al menos dos veces por día los dientes. Si se puede más, mejor. Busca siempre pastas dentales con fluoruro.

2. No compartas, no es bueno compartir el cepillo de dientes. Esto puede lograr que tú te contagies alguna infección bucal. Ten especial cuidado si sufres una enfermedad en tu sistema inmunológico.

3. Cuídalo, como tus dientes, tu cepillo requiere de ciertos cuidados. Luego de usarlo debes enjuagarlo con mucha delicadeza bajo el agua corriente. Guárdalo siempre en posición vertical con las cerdas hacia arriba. No permitas que los cepillos tengan contacto entre sí.

4. ¡No lo hagas! No limpies tu cepillo en soluciones desinfectantes, enjuagues bucales, lava vajillas, dispositivos de microondas para desinfectar o rayos ultravioleta.

5. Aprende a reemplazar, cada 3 ó 4 meses debes cambiar tu cepillo. Antes si tú vez que tiene las puntas de las cerdas gastadas o dobladas. Si mantienes así tu cepillo, este no hará el efecto deseado en tus dientes.

6. Para niños , cada niño debe tener su cepillo dental bien identificado. Antes de colocar pasta en su cepillo es bueno eliminar un poco para evitar cualquier contagio bacteriano.

7. El hilo dental, es fundamental. Debes usarlo a diario. Busca hilos dentales aprobados por la Academia Dental Americana (ADA). Las bacterias que causan las caries pueden vivir entre los dientes, lugares donde las cerdas de los cepillos no llegan.

8. Tu dieta sí importa, lleva una dieta balanceada, evita la comida basura, las golosinas y los refrigerios.

9. Si no están, si no tienes dientes debes cepillar siempre las encías con un cepillo muy suave. Se recomienda enjuagar la boca con agua tibia. Puedes ponerle una cucharada de sal.

10. No dejes de ir, visita siempre a tu dentista. Para saber cómo está tu salud bucal pero también para realizarte limpiezas bucales.

Fuente : archivo.univision.com